Hoy, a partir de las 7 de la noche, el Coliseo Mayor de El Líbano recibirá la última jornada de la Liga Argos Futsal 2017-I. TOLIMA SYSCAFÉ-JOHN JOTA SPORT, como local, deberá ganar sí o sí y esperar varios resultados para clasificar a la segunda ronda. Su rival será Real Bucaramanga, equipo líder del Grupo B, que ya se encuentra clasificado a la siguiente fase.

Esta última jornada, será trascendental para los equipos que aún sueñan con clasificar. Pues en una fecha que se jugará en simultáneo, cualquier detalle será fundamental.

POR EL MILAGRO

El equipo ‘Pijao’, dirigido por Gerson Vitanare, aún conserva sus ilusiones para clasificar al tan anhelado grupo de los ocho finalistas. El técnico local todavía cuenta con probabilidades para pasar, y por eso debe agotar todas las opciones.

Los de la ‘Tierra Firme’ deben hacer la tarea en casa, y esperar la derrota de Atlético Dorada que juega ante Leones de Nariño, Deportivo Meta que juega en casa frente a Real Cundinamarca y que Fortaleza C.E.I.F y Sanpas de Boyacá no ganen.   

A pesar de que las opciones son remotas, el elenco Vinotinto y Oro debe hacer cuentas y esperar las opciones matemáticas que, en esta última fecha, harán las veces de asignatura pendiente para el equipo tolimense.

UNA VISITA TRANQUILA

El quinteto bumangués ya se encuentra clasificado y goza de un presente que permite soñar. A pesar de las bajas por convocatoria de algunos de sus mejores jugadores a Selección Colombia, el equipo de la ‘Ciudad Bonita no tendrá presión en esta última fecha y por ello saldrá cómodo al terreno de juego.

“Vamos afrontar este compromiso con mucho profesionalismo, la idea es traerme los tres puntos de Tolima, para buscar una buena posición en la reclasificación y terminar los partidos de la siguiente ronda como local”, expresó el técnico Vergel.

“Todo son metas, el primer objetivo era clasificar a la segunda ronda y el segundo era tener una buena posición. Lo logramos, pero tenemos que pensar en lo que viene, porque sabemos que será complicado” indicó el técnico Engelberth Vergel.