Víctor Pérez, liderando la oración previa al duelo frente a D'Martin.

Víctor Pérez, lateral izquierdo de TOLIMA SYSCAFÉ-JOHN JOTA SPORT entregó su balance sobre la presentación ante D’Martin en el Coliseo Mayor de El Líbano, donde el conjunto de Cundinamarca ganó con marcador 4-2.

Todo estaba servido para observar una gran contienda, entre el líder de la Liga Argos Futsal 2016-II, y la escuadra de la Tierra Firme, que necesitaba el triunfo para acercarse un paso más a la clasificación de la segunda ronda.

Por ese motivo, el canal Win Sports lo consideró el partido de la fecha (la octava) y lo transmitió para todo el país. Además, llamó la atención de la población norteña, la cual acudió en importante número a su máximo escenario deportivo.

Y el espectáculo en el primer tiempo pagó la boleta, pues fue una confrontación de ida y vuelta, pareja tanto en trabajo defensivo como ofensivo, aunque el quinteto Vinotinto y Oro hizo más por abrir el marcador.

Y lo logró gracias a Brian Vera, luego de una espectacular jugada en conjunto, que recompensó su excelente trabajo colectivo en la cancha.

No obstante, para la segunda mitad se invirtieron los papeles, se cometieron fallas en presión y el rival facturó para quedarse con tres puntos que lo ratifican como favorito en el camino hacia el título, el cual los ‘Pijaos’ aún no pierden la esperanza de alcanzar.

“Me siento muy triste, pues creo que hicimos lo que se trabajó en la semana, sobre todo en la primera mitad, pero después no sé, volvimos a cometer los mismos errores de siempre, y eso nos costó caro”, reconoció Víctor Pérez, bastante acongojado.

Y agregó: “Tuvimos para definir; pero nos pegaba en el palo, nos atajaban, fallábamos y así es complicado. No sabemos qué nos pasa. La eficacia no ha sido nuestro fuerte, y eso afecta el rendimiento, a pesar de que se esté jugando bien”.

Ahora, sin sus dos porteros, debido a que fueron expulsados en las dos últimas jornadas, ni Gildardo Zúñiga por su convocatoria a Selección Colombia, TOLIMA SYSCAFÉ-JOHN JOTA SPORT estará obligado a vencer en su visita a Deportivo Lyon en la última fecha de la fase de grupos, y esperar otros resultados para intentar avanzar a los octavos de final.

“Debemos levantar la cabeza, porque aún tenemos esperanzas. En Cali afrontaremos un duelo definitivo para nuestras aspiraciones. No podemos perder la fe. Los números dicen que estamos vivos y daremos la pelea hasta el final, porque tenemos grupo para hacerlo”, puntualizó Pérez.