FOTOS: EL NUEVO DÍA - JORGE A. CUÉLLAR

¡Se acabaron las vacaciones! TOLIMA SYSCAFÉ-JOHN JOTA SPORT retornó a trabajos, pensando en su confrontación de octavos de final en la Liga Argos Futsal 2016-II, en la cual medirá fuerzas ante Alianza Urabá.

El conjunto de la Tierra Firme, que tuvo cerca de un mes de reposo por el receso al que está sometido el campeonato, debido al desarrollo del Mundial de Futsal de la Fifa, comenzó a prepararse para el trascendental choque por un cupo a los cuartos.

Debido a que este sábado ya culminará la cita orbital, con el partido entre Argentina y Rusia, el elenco Vinotinto y Oro reactivo motores, inicialmente con el reacondicionamiento físico, para luego dar paso al fortalecimiento táctico.

Cabe resaltar que nuestros ‘Guerreros Pijaos’ han tenido que entrenar en las canchas posteriores del colegio San Simón, donde no se cuenta con una iluminación apropiada, además que el escenario no posee las medidas reglamentarias, y tampoco su superficie es la ideal para la preparación.

Esto se debe a que el Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación, Imdri, sacó a TOLIMA SYSCAFÉ-JOHN JOTA SPORT del coliseo cubierto de la séptima etapa del barrio Jordán, donde tradicionalmente se venía preparando antes de viajar a El Líbano a competir.

“Es una lástima que ahora nos toca levantarnos cada día y pensar en dónde podremos prepararnos. Teníamos la oportunidad de contar con un excelente escenario como el del coliseo del Jordán, pero el Imdri nos ha cerrado ese espacio.

Entendemos que allí ellos cumplen con sus programas de trabajo, pero tampoco nos ofrecieron una alternativa. Simplemente nos respondieron que somos una entidad privada, y que por lo tanto no tenemos prioridad, a pesar que representamos al departamento”, sostuvo el técnico Daniel Cuéllar.

Pero regresando a lo deportivo, hay que decir que TOLIMA SYSCAFÉ-JOHN JOTA SPORT trabaja sin mayores novedades en su plantilla, de cara al objetivo de superar la doble confrontación ante Alianza Urabá, recordando que el cotejo de ida será el sábado 8 de octubre en el Coliseo Mayor de El Líbano, mientras que la revancha se cumplirá una semana después en Apartadó, Antioquia.

“El grupo gracias a Dios está muy bien. Los que tenían algunas molestias ya se encuentran listos para competir. Además, Andrés Zúñiga llega en plenitud tras jugar con Colombia en el Mundial en Cali. No vamos a subir las cargas. Nos enfocaremos en lo táctico”, puntualizó el Profe Cuéllar.